<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2292939404331955&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

30 de August, 2021

¡Aprende a hacer tu presupuesto personal!

Todos alguna vez hemos sentido que será complicado llegar a fin de mes. Sin importar nuestros ingresos a veces ni siquiera alcanzamos a tener idea alguna de en qué estamos realmente gastando el dinero, sin embargo no te preocupes este tipo de cosas son usuales cuando todavía no establecemos qué porcentaje de nuestro dinero invertiremos en gastos fijos, ocio o incluso algo de ahorro. Hoy te enseñaremos una forma clara y sobre todo práctica a que establezcas tu presupuesto personal.

  • Conoce tus ingresos: 

 

Para saber con qué base cuentas a la hora de establecer tus gastos y demás es muy importante saber cuáles son tus ingresos. Estos pueden ser de dos tipos: fijos (lo que te consignan tus papás, tu salario en un trabajo estable entre otros) o variables (aquello que consigues a través de un trabajo tipo freelance, es decir, dinero que puedes tener este mes pero no el próximo).

 

  • El que sabe lo que tiene es porque sabe lo que debe: 

 

Este dicho aunque suene de abuelita es realmente útil a la hora de establecer tu presupuesto personal, ¿sabes realmente cuáles son tus gastos? Al igual que tus ingresos estos también pueden ser fijos (el pago de tu teléfono celular, la seguridad social entre otros) o variables como un daño al computador, un viaje o cualquier cosa que debas pagar este mes, pero no en los próximos. 

 

  • ¿Cuánto dinero estás gastando en actividades de ocio? 

 

Se considera una actividad de ocio toda aquella que no sea necesaria como comprar ropa, salir a comer con tus amigos o ir de fiesta. Aquí es donde suelen existir algunos problemas puesto que es probable no sepas realmente cuánto dinero estás gastando mensualmente en ellos y sobre todo qué porcentaje de tus ingresos representa esto. 

 

Para empezar a hacer un seguimiento al promedio de estos gastos puedes hacerlo a través de lápiz y papel en algún cuaderno destinado a cuidar tus finanzas, o si eres un poco más tecnopata por medio de Excel o aplicaciones como Registro Contable, Monefy o Wallet.

 

  • Aprende a priorizar: 

 

Luego de tener tus gastos fijos y variables claros será muy importante que hagas un análisis de esta información para así saber realmente cuál es el dinero que estás gastando de más en cosas superficiales como pueden ser: domicilios o cualquier otro antojo que te surja. 

 

No se trata de que dejes de darte este tipo de gustos, pero sí de que establezcas un orden porcentaje para ellos pues probablemente estés gastando dinero en cosas que al final del día no necesitas. 

 

  • La importancia del ahorro: 

 

Ten un porcentaje que vaya entre el 10 o el 20% de tus ingresos destinado al ahorro, aunque pueda ser difícil procura consignar este dinero a una cuenta que no tengas que ver con frecuencia. 

 

Utilízalo solo en casos extremos como tener que pagar algunos repuestos, en meses de desempleo y demás, así podrás ayudarte a reducir los gastos variables y además estarás preparado para cualquier inconveniente. 

 

Recuerda que tener tu presupuesto personal claro te ayudará a tener una vida económica mucho más clara y sobre todo facilitará tu futuro para realizar inversiones o simplemente para mejorar tu proceso de toma de decisiones.