<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=2292939404331955&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

10 de January, 2021

Tips para lograr el horario de clases perfecto

Si existe algo tensionante antes de iniciar el semestre es volver a elegir horario. No solo encontrar cupo en las asignaturas que buscas puede ser una tortura, detalles como el no se crucen las materias, elegir al profesor indicado y que exista disponible los días que se te facilita puede hacer de esta una tarea difícil.

Es por esto que hoy hemos decidido darte algunos tips para que tu inscripción de horario deje de ser una experiencia negativa y aprendas a dominar esta ciencia, que a ratos puede ser mucho más complicada que algunas materias. 

 

Habla con amigos de otros semestres.

Consultar con tus amigos de semestres más altos qué profesores te recomiendan no porque sean “vagos” sino porque realmente se adapten a tus métodos de aprendizaje y enfoques favoritos de la carrera será muy útil, pues aunque se trate de la misma materia muchas veces la óptica cambia dependiendo del docente. 

Así que pregúntales de acuerdo a tus gustos cuál se adapta a ti y cúal es su metodología, para que empieces a filtrar y así no te abrumes con la cantidad de opciones que te ofrece la universidad. 

 

Conoce tus horarios de productividad.

Todos somos distintos y por eso podemos llegar a tener mayor concentración en diferentes momentos. Algunas personas son más de la mañana y por eso pueden hacer parte del club de las 5:00 a.m. con facilidad, mientras otras odian madrugar con todo su corazón y están más activos en un horario nocturno, así como hay quienes sin una siesta no pueden rendir en sus deberes luego del almuerzo. 

Por esto es importante que sepas en cuál horario funcionas mejor, pues de esta manera sabrás en qué franja deberás inscribir tus materias para tener mejores resultados académicos. 

 

Sé realista.

 

Cuando estás inscribiendo tu horario es realmente importante que pienses en las actividades extracurriculares que realices si trabajas, practicas algún deporte o vas al gym, e incluso que tengas en cuenta que necesitarás tiempo para poder realizar los deberes de cada materia. 

Así que por favor no te recargues de 5 materias en un día y otras 4 al siguiente, pues no vas a encontrar un espacio disponible entre ellas para preparar tus parciales, trabajos o simplemente disfrutar el tiempo de ocio. 

 

Ten tu plan de estudios a la mano.

Realmente es más común de lo que se pensaría que varias personas lleguen a la ceremonia de graduación y descubran que les faltan créditos o materias por ver de su pensum, así que es muy importante que cada vez que inscribas horario tengas un plan de estudios de tu carrera y un resaltador con el cual puedas marcar las materias que ya aprobaste y las que piensas ver el próximo semestre. Así podrás hacerte una idea más clara de cuántas te faltan y de cuántas verás cada semestre antes de culminar. 

 

No te atrases por pereza.

Para nadie es un secreto que la mayoría de universitarios no ven los cursos en el orden lineal que se les presenta y esto es entendible. Aunque realmente posponer esa materia que tiene fama de colador no te va a servir de nada porque en algún momento deberás verla, así que mejor aprovecha que tus amigos y tú están pendientes de la misma e inscríbela con un grupo cercano que te permita tener un soporte en ella. 

 

Inscribir materias no debe ser una especie de juegos del hambre, debe ser un proceso que disfrutes y sobre todo que no le haga daño a tu salud mental.

Así que no te sientas mal si tu plan de estudios de este semestre está diseñado para 7 u 8 materias y no te parece cómodo en la virtualidad, está bien ver menos créditos y está bien que diseñes tu horario dándote espacios de descanso y en los cuales puedas almorzar sin tener que ir de afán de una torre a otra o bueno en nuestros tiempos sin tener que cocinar con el computador al lado.